.






















.

GRAFFITIS EN MADRID

.


EN NUESTRAS MANOS



"Para la eternidad siempre habrá tiempo,

la eternidad espera


con un obsceno grito de indiferencia


todas las veces

¡la tierra!


no hemos perdido la memoria,

el fuego que arrasó."



en "Todos Hablan"

ESCUCHAR A T. S. Eliot "The Love Song of J. Alfred Prufrock"

Loading...
Compartir

domingo, 8 de noviembre de 2009

EZRA POUND





DE AEGIPTO








Porque de viento está hecho mi cuerpo
fui yo y sólo yo quien conoció los caminos del cielo.

A la Señora de la Vida he contemplado,
yo mismo, que vuelo con las golondrinas.

Verde y gris es su manto,
danzando veloz a lo largo del cielo.

Porque de viento está hecho mi cuerpo
fui yo y sólo yo quien conoció los caminos del cielo.

Manus animan pinxit.
La pluma está en mi mano.

Y ya se apresta a escribir la palabra apropiada.
¡Mi boca saborea la música más pura!

¿Serán dignos mis labios de entonar
la Canción de Loto de Kumi?

Porque de viento está hecho mi cuerpo
fui yo y sólo yo quien conoció los caminos del cielo.

Soy la llama que brota del sol,
yo mismo, que vuelo con las golondrinas.

La luna se levanta sobre mi frente
y los vientos soplan bajo mis labios.

La luna es una enorme perla en aguas de zafiro;
hacia mis dedos, frescas, fluyen éstas ahora.

Porque de viento está hecho mi cuerpo
fui yo y sólo yo quien conoció los caminos del cielo.















THRENOS







Se acabaron los leves suspiros entre nosotros.
Se acabaron los vientos que solían turbarnos a la hora del crepúsculo.

¡Mirad: tan bella y muerta!

No arderé ya más.
Se acabó el zumbido de las alas
al batirse sobre nosotros.

¡Mirad: tan bella y muerta!

Se acabaron las estocadas del deseo:
nunca más sentiré el temblor
de tus manos sobre las mías.

¡Mirad: tan bella y muerta!

No habrá vino que toque los labios.
Ningún pensamiento abrevará entre nosotros.

¡Mirad: tan bella y muerta!

Se acabaron los torrentes.
Se acabaron los lugares de encuentro.
(¡Mirad: tan bella y muerta!)
Tintagoel.




EZRA POUND
Estados Unidos-1885
De “Lume Spento”








No hay comentarios: